El mercado laboral, la mejor herramienta de integración: la lucha de Adrián Hinojosa

Tiempo de lectura: 3 min

Adrián tiene  27 años, vive con sus dos hermanos y lleva mucho tiempo haciendo todo lo que está en su mano por conseguir un empleo. Ahora mismo está haciendo un curso de limpieza que terminará el 15 de febrero y después podrá realizar las prácticas.

El año pasado, cada día fue a la Universidad de Cantabria para participar en el Curso de Capacitación para la Incorporación al Mundo Laboral impartido en la Facultad de Educación. Después realizó las prácticas en La Casa del Deporte, en La Albericia, donde estuvo haciendo distintos trabajos de oficina, gestión de subvenciones y archivo de prensa. Fueron 361 horas de formación teórico-práctica con el propósito de promover el desarrollo de competencias generales que faciliten la incorporación de los alumnos  al mundo laboral.

Adrián también es atleta. En el mes de diciembre quedaba segundo en la Milla Paralímpica de Chiva, en Valencia, donde acudió invitado en condición de embajador por, como explicaba la oranización,«su pasión al deporte, su talento, su lucha al mundo laboral y su lucha a la integración social en esta sociedad».

En su palmarés, con el patrocinio del Banco Santander, cuenta ya con hitos como haber ganado el campeonato de España en categoría adaptada que se celebró en Salamanca.

Actualmente, una dolencia muscular le tiene descansando de los entrenamientos y centrando todas sus energías en conseguir un puesto de trabajo. Adrián tiene una discapacidad que no le impide llevar una vida autónoma, competir en distintas modalidades, salir con sus amigos, mejorar constantemente su formación o conducir su propio coche.

Es consciente de que para nadie resulta fácil encontrar un empleo. Su formación inicial es de auxiliar administrativo, pero asegura a EL FARADIO que está dispuesto a aprovechar al máximo la oportunidad laboral que le ofrezcan. «Está claro que el mercado es complicado y, por eso, no es cuestión de elegir, sino de saber aprovechar lo que me ofrezcan. Ahora me estoy preparando para trabajar en el sector de la limpieza. A mí me gusta mucho el deporte y, por eso, sí que me gustaría trabajar en una federación o en una tienda de deporte, pero no quiero centrarme solo en eso porque sé que es muy difícil», explica.

Cualquiera que conozca a Adrián se da cuenta de que le gusta la relación con otras personas. De hecho, él  mismo recuerda con especial cariño el año que estuvo trabajando cara al público en el Centro Cívico  María Cristina, en General Dávila. «Me gustó mucho, la verdad. Era un trabajo fuera del entorno de la discapacidad y se me daba bien. Yo ofrecía información sobre el centro, atendía el teléfono de vez en cuando, llevaba documentos a otros centros cívicos, revisaba las instalaciones, respondía preguntas y dudas….» recuerda.

El interés de Adrián por conseguir una oportunidad (es lo único que pide y la mejor vía que reivindica para la integración) es tal que no solo manda curriculums y aprovecha sus redes para mostrarse como demandante de empleo, sino que ha conseguido llegar a los medios de comunicación para explicar sus capacidades y convertirse así también en voz de las personas con discapacidad que buscan una oportunidad laboral.

 

 

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.