EN PODCAST

«La traición y el abandono son una constante en la historia del pueblo saharaui por parte de España»

La activista Saharaui Sultana Jaya participa en Torrelavega en un acto público después de conseguir un visado para someterse a tratamiento médico después de un año y siete meses de torturas, violaciones, asedio y vejaciones en su propia casa.
Tiempo de lectura: 4 min

«El sufrimiento que yo he vivido es el que vive todo el pueblo saharui». Así de rotunda se expresa la activista Sultana Jaya que ha llegado a Torrelavega para participar en un homenaje organizado por la ACPT.

En una entrevista para EL FARADIO, ha contado las durísimas condiciones en las que ha permanecido durante un año y siete meses de asedio en su propia vivienda, junto a su madre y su hermana. Un tiempo en el que se ha visto obligada a vivir bajo la represión del gobierno marroquí, sin agua ni luz, y sufriendo todo tipo de agresiones. «Cada noche sufríamos intervenciones brutales de los emnascarados marroquíes que se colaban por nuestro tejado, nos rociaban con líquidos tóxicos y sustancias pestilentes, nos ataban de pies y manos, nos golpeaban y nos agredían sexualmente ante los ojos de nuestra anciana madre».

La activista saharaui reconoce que era una situación insostenible, pero siente que esa es la situación que vive todo su pueblo. Durante todo el tiempo que duró el asedio a su vivienda, ni siquiera les permitían recibir visitas de otros saharauis o abrir la puerta para que entrase aire, por lo que, a modo de protesta pacífica decidieron subir al tejado para enarbolar su bandera, siendo atacados desde las grúas colocadas por los marroquíes que trataron de arrancar las banderas con ganchos provocando situaciones de gran peligro para estas mujeres.

Ha sido gracias a la intervención de una asociación americana de defensa de los derechos humanos como Sultana y su familia han conseguido salir de ese lugar y ella ha podido recibir la asistencia médica que precisaba después de tantos meses de maltrato. «Resultaba imprescindible someterme a un tratamiento médico después de otdas las prácticas abusivas, las violaciones, los golpes y las torturas sufridas, pero tan pronto como me recupere, volveré a mi lucha, a mi resistencia. Ahora aprovecho mi estancia aquí para denunciar todo lo que tanto yo como otras mujeres están sufriendo en los territorios ocupados».

Sultana Haya se ha mostrado decepcionada con el cambio de postura del gobierno español, aunque reconoce que tampoco es nada nuevo. «La traición y el abandono son una constante en esta historia. Nosotros somos los que luchamos, resistimos, sufrimos la represión y tenemos que expresar nuestra libre voluntad de ser un país independiente y en esa vía seguiremos».

Por su parte, representante del pueblo saharaui en el país vasco,  Jadiyetu El Mohtar, considera que el cambio de postura de Pedro Sánchez es «lamentable» porque, según ha explicado, traiciona una vez más al pueblo saharaui y a la ciudadania española y, además, no tiene consenso ni apoyo del Estado Español. «La cuestión del Sahara Occidental es de derecho internacional y el cambio de postura de Sánchez como antes fue de Zapatero y de Felipe González antes no cambia nada porque es una cuestión de descolonización inconclusa y España sigue siendo responsable político y jurídico y de eso no se puede desentender nunca hasta que el pueblo saharaui  pueda ejercer libremente su derecho y que se pueda aplicar la resolución 15 14 de naciones unidas que otorga la independencia a los pueblos bajo dominación colonial que es el caso del Sahara Occidental»

SULTANA HAYA EN TORRELAVEGA

Este martes, en  el Salón de Actos del Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega, organizado por ACPT con la colaboración de ALOUDA, MIYEK (la Asociación de Inmigrantes Saharauis en Cantabria) y el Observatorio Cántabro de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental Sultana Jaya participó en un acto público. Hasta Torrelavega llegó después de  ser recibida en el parlamento francés en Paris y, este lunes, en Bilbao y Durango.

Precisamente ACPT (Asamblea Ciudadana por Torrelavega) concedió este año a Jaya su Premio Esther García a la Lucha Popular (galardón con el que reconocen la trayectoria de lucha de referentes, y que sirve también de homenaje a su carismática fundadora y concejala). Pero Jaya no pudo acudir, al estar en esos momentos en situación de arresto domiciliario en su propia casa, donde tanto ella como su familia sufrieron agresiones físicas y sexuales.

La lucha de Sultana por la libertad se remonta a 2007 cuando en su oposición a la policía marroquí, siendo estudiante universitaria, perdió un ojo a causa de los golpes recibidos en una manifestación por los derechos de su pueblo.

Desde entonces hasta ahora la activista ha continuado con su lucha, a pesar del difícil contexto de violencia en el que se ve envuelta.

En 2018 tuvo, incluso, que ser trasladada a las Islas Canarias para ser atendida de las heridas sufridas de nuevo por parte de la policía.

 

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.