Octubre y Ábrego presentan el ciclo teatral ‘Mujer y Compromiso’

Un montaje de Pati Domenech inspirado en Bodas de Sangre inaugura la muestra el próximo viernes a lss 20:30
Tiempo de lectura: 4 min

La Asociación Cultural Octubre de Torrelavega y Ábrego Producciones presentan el ciclo teatral ‘Mujer y compromiso’.

Este viernes 17 de marzo a las 20:30 se levanta el telón con la obra «Cientos de pájaros te impiden andar». Inspirada en Bodas de sangre de Federico García Lorca, bajo la autoría de Pati Domenech, dirigida por Jorge López y el propio Pati Domenech e interpretada magistralmente por María Vidal.

Se trata de un montaje estrenadoen el Instituto Internacional de Arte Teatral (IATI) de Nueva York el 25 de marzo de 2010.

Coproducido por Abrego Producciones (España) y Desdelsur Teatro (Argentina), arranca del enfrentamiento visceral entre los valores rígidamente convertidos en leyes y la inútil y sangrante lucha de alguien que perteneciendo a esa sociedad que los sustenta, pelea por conservar una pequeña parcela de libertad individual.

«Deslegitimizar la violencia política, de género o su uso como licencia poética» es la primera reflexión que se plantean los responsables del montaje.

Explican que a propuesta parte de un proceso de investigación del «universo lorquiano» para construir un trabajo escénico innovador. Rompe con «lo convencionalmente lorquiano» para siendo «más lorquiano que nunca», ser a la vez, un teatro que investiga y se renueva.

En este espectáculo interdisciplinar en el que se conjugan el cante, la danza flamenca y contemporánea, la interpretación actoral y las video proyecciones, tres historias trágicas se entrelazan. La de las personas que generaron la noticia en que se inspiró Lorca en 1928, las de la madre, la luna y la novia del drama lorquiano y la del mismo Federico, como actor principal de un drama que finaliza con una muerte obscena y absurda.

LA DESIGUALDAD DE GÉNERO EN LA ESCENA

Desde Ábrego explican que «la mayoría de las mujeres que se dedican a las artes escénicas tienen que compaginar su trabajo como actriz, bailarina, escritora o directora de cine, con las responsabilidades familiares y el cuidado de los menores a su cargo, complementando sus recursos económicos con trabajos precarios en sectores como el de la hostelería».

Según la Fundación Nebrija, solo el 14,8% de los y las artistas trabajaban como tales. Del trabajo temporal y las horas extra solo se libran los que aseguran su éxito con productos comerciales.

Además, añaden desde Ábrego, la desigualdad de género en las artes escénicas «roza lo desolador. El último estudio realizado por la asociación Clásicas y Modernas arrojó que solo el 22% de las obras están escritas por mujeres, el 20% versionadas y el 23% dirigidas. A nivel interpretativo, apenas un 25% de los papeles están diseñados para ellas. Siempre en minoría…»

Lejos de corregirse, prosiguen «la desigualdad de género en el ámbito de las artes escénicas españolas tiende a cronificarse. Las denuncias por acoso y abusos sexuales, la ya comentada «poca» visibilización en los papeles, la desigualdad en el acceso a las secciones técnicas, la brecha salarial, el techo de cristal, así como las dificultades de conciliación ligadas a la precariedad y temporalidad, siguen siendo una realidad a la que nos tenemos que enfrentar».

En el teatro se da la paradoja de que hay muchas mujeres trabajando, dirigen, escriben y hacen papeles protagonistas, pero lo hacen en un terreno muy precario, en el que no se cobra (o muy poco), en salas dotadas de escasos recursos y aforo. Donde existe la precariedad hay muchas mujeres, donde existe la bonanza de recursos hay menos mujeres.

La mayor parte de las obras que se exhiben en cualquier teatro están fechadas en los mismos días: 25 de noviembre y 8 de marzo. Sigue habiendo estacionalidad alrededor de estas dos fechas tan significativas.

Octubre siempre hemos sido «nosotras», y como tal, siempre hemos pretendido que en nuestro espacio ese «nosotras» pase de la teoría a la práctica y no se quede únicamente en una declaración de intenciones.

La necesidad de visibilizar nuestra realidad ha estado siempre presente en la actividad de Octubre, desde las instalaciones artísticas expuestas en la calle sobre el machismo y la desigualdad, o las relativas la memoria histórica y el relevante papel de aquellas mujeres que nos precedieron, muchas veces relegadas a posiciones secundarias en la historia.

Octubre ha buscado siempre ser un espacio cultural que no sea ajeno a esa necesidad de tener una habitación, un espacio propio en donde desarrollar nuestro papel como mujeres en la cultura, con el claro objetivo de poner nuestro granito de arena en revertir esta situación que dura ya demasiado.

 

 

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.