Subir

Top

0

La Escuela de Vela al IMD, urgen los padres del CEAR

13 de diciembre de 2013. POR

Los padres de la Escuela Municipal de Vela (EMV), integrada en el Centro Especializado de Alto Rendimiento (CEAR) Príncipe Felipe de Santander desde el año 2006, han pedido que la gestión vuelva a depender del Ayuntamiento de Santander a través del Instituto Municipal de Deportes (IMD)

Así lo ha expresado la Asociación Naútica Formativa ‘Role’ – los padres de alumnos de la EMV-, en un comunicado de prensa en el que manifiestan que «no hay más que buenas palabras» pero «ningún hecho», desde la reunión del pasado 9 de diciembre.

Los padres de la EMV recuerdan que la RFEV ha hecho efectivos los despidos del gerente del CEAR, Antonio Bolado y el director de la Escuela de Regatas, Rubén Morán, históricos empleados de la escuela y los más estrechos colaboradores de Jane Abascal, el director del CEAR.

En su opinión, la prioridad del CSD y la RFEV en el CEAR es el equipo olímpico, pero los actuales dirigentes de la RFEV han demostrado que «ni quieren ni pueden gestionar adecuadamente las actividades de la EMV que externalizó el Ayuntamiento en 2006».

bautismos CEAR

Bautismos de Mar, en la Escuela Municipal de Vela del CEAR

Por el contrario, subrayan que el «interés» de los padres no es la competición, sino «la formación deportiva y educativa de nuestros hijos», que «de forma tan extraordinaria se venía desarrollando en el CEAR desde hace más de 15 años por un excelente equipo de personas dirigidas por Alejandro Abascal».

Por eso, justifican, «urge que el Ayuntamiento recupere la gestión de su Escuela Municipal de Vela y se integre como una escuela más del Instituto Municipal de Deportes (IMD)».

Asímismo, recuerdan que han trasladado al Ayuntamiento, el CSD y la dirección del CEAR su «total y leal colaboración para el bien de la Escuela Municipal», un objetivo para el cual están «determinados» a hacer todo lo que esté a su alcance para «sacarla adelante».

En definitiva, opinan que no se dirime solamente la cuestión de dos despidos o la desaparición de la Escuela Municipal, sino que está sobre la mesa la «plena operatividad» del CEAR, que será «imposible de conseguir sin el equipo de profesionales que lo gestionaba».

Y advierten de que «los hechos pondrán a cada uno en su sitio», empezando por este fin de semana, cuando se reanudan los cursos de la Escuela de Regatas.

«Veremos si la RFEV cumple con lo dicho por su presidente» aseveran, en el sentido de mantener los cursos con la misma oferta que hasta ahora.

REUNIONES Y NEGOCIACIONES

En ese encuentro, estuvieron presentes, por parte del Consejo Superior de Deportes la directora general, Ana Muñoz, el concejal de deportes del Ayuntamiento de Santander, Luis Morante, y el presidente de la Federación Española de Vela (RFEV), José Ángel Rodríguez.

Básicamente se pusieron de acuerdo en dos líneas de trabajo. La primera solución, provisional, sería durante 2014, año del Mundial de Vela Olímpica en Santander. Y a partir de ahí ganar tiempo hasta encajar una solución definitiva después del Mundial.

El convenio del Ayuntamiento con la RFEV establece que la federación deportiva ingresa 80.000 euros de todos los santanderinos para los Bautismos de Mar, los cursos de iniciación en la Escuela de Vela. Y que la RFEV tiene los derechos de uso del CEAR de Vela Príncipe Felipe.

Pero además, la RFEV ingresa al año 250.000 euros de los cursos de vela, una cifra superior incluso a los 240.000 euros del canon que debe pagar el CEAR a la Autoridad Portuaria.

Frente al argumento económico que ha defendido la RFEV para los despidos de los dos trabajadores clave del CEAR, estos han denunciado públicamente las intenciones de «desmantelar» la base de Santander.

Fuentes consultadas por El Faradio aseguran que esta misma semana, la primera en que se han hecho efectivos los despidos, la RFEV se ha llevado cinco barcos al Mediterráneo.

La próxima reunión entre CSD, Ayuntamiento, RFEV, y veremos si también los padres de la EMV, podría darse a mediados de enero. La solución intermedia podría ser que el Ayuntamiento afronte el coste de los trabajadores durante 2014, para no empañar el año del Mundial de Vela.

Y en cuanto termine el Mundial, asumir de nuevo la EMV, a través del IMD, con esos mismos 80.000 euros que ahora destinaba a la RFEV, y con la garantía de que el equipo de Jane Abascal hace rentable la instalación, no sólo en materia económica, sino también deportiva, educativa y social.

 


logo_ko

Empresas Amigas