Comienza el catastrazo en la zona norte de Santander

Tiempo de lectura: 2 min

Los vecinos de la zona costera norte de Santander (Cueto, Monte, el entorno de la senda costera) están comenzando a recibir las notificaciones con la actualización de sus valores catastrales, con subidas elevadas, con casos en los que las cifras se elevan en un 600% o en más de un 800%.

El catastro es un registro que depende de Hacienda y cuyas valoraciones se usan para el cálculo de otros impuestos, como el IBI, el Impuesto de Bienes Inmuebles.

Terrenos en la zona de Cueto

Terrenos en la zona de Cueto

Lo que ha sucedido en la costa norte de Santander lo venían advirtiendo desde hace tiempo vecinos, la Asamblea en Defensa de la Senda Costera y partidos de la oposición municipal como Ganemos.

Y es que el Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad cambia la clasificación de los suelos (de hecho optó por agotar todo el suelo de Santander, a excepción de la parte que quedaba limitada por el Plan de Ordenación del Litoral), de forma que en esa zona muchos suelos dejarán de ser rústicos.

(Ver aquí la serie especial sobre el modelo urbanístico de Santander: I, II, III, IV)

En un suelo rústico no se puede edificar: vale menos en una venta, pero también a efectos de impuestos.

Y viceversa: un suelo clasificado como urbano o urbanizable vale más en una venta, si se opta por ella, pero también tendrá que estar sometido a más impuestos ligados al suelo, como el IBI.

Según documentación manejada por EL FARADIO, el catastro ya está remitiendo a los vecinos de la zona las notificaciones de la actualización de estos valores, y queda pendiente su traslación al IBI, impuesto municipal.

En la revisión del Plan General, en 2012, el Ayuntamiento optó por desarrollar estos suelos (que el Consistorio quiere hacerse recurriendo a expropiaciones), pese a las advertencias del Gobierno de Cantabria sobre los impactos severos que supondría esa actuación en la zona en la que está previsto el desarrollo del proyecto del Parque Litoral Norte, con varias actuaciones, entre ellas un campo de golf.

Para este 2016, el Ayuntamiento contempla en sus presupuestos una subida de la recaudación por los impuestos directos, los que dependen directamente de ellos, por los que tiene previsto ingresar 90,8 millones de euros.

De ellos 56,6 millones de euros procedían del IBI, impuesto en el que el Ayuntamiento pronosticaba un descenso en la recaudación (un millón de euros, es decir, un 0,88%, cuando la revisión de los valores catastrales había sido a la baja en mayor proporción, un 15%).

Podemos hacer este seguimiento al urbanismo y los impuestos gracias al apoyo de nuestros socios. Ayúdanos a seguir: por 7 euros al mes, puedes hacerte socio, desde este enlace.

Mostrar comentarios [3]
  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.