«Los datos de pobreza en Cantabria para 2020 van a ser desoladores»

El informe elaborado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español presentaba un 2019 con mejores datos que el año anterior, pero la pandemia hace prever una situación "desoladora".
Tiempo de lectura: 5 min

Carmen Martín es coordinadora de la Asociación Ciudadana Cántabra Antisida, (ACASS), integrada en la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES).

Justo ahora, han presentado el informe con los datos del año pasado para nuestra región, que habla de de 112.000 personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social. Puede parecer una cantidad elevada, pero todo es relativo, porque si se compara con los datos del año 2017, resulta que son 32 mil menos.

Sin embargo, esta tendencia a la baja, se ha visto claramente invertida durante el 2020, a la falta de datos objetivos.

Las distintas asociaciones integradas en (EAPN-ES) tratan directamente con esas personas que el año pasado estaban ya en riesgo de exlusión social y lo que ven es que su situación no solo no ha conseguido mantenerse, sino que ha ido a peor. «Esas personas de las que habla el informe de 2019 tenían empleos precarios, muchos dentro de una economía sumergida que les daba para mantenerse y vivir a duras penas, pero ahora han perdido incluso eso», afirma Carmen Martin.

Los datos del  X Informe ‘El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador europeo (AROPE) de pobreza y exclusión social en España 2008-2019’ demuestran  la incapacidad económica de un amplio porcentaje de población para afrontar una crisis de la envergadura de la pandemia de la COVID-19.

DESOLADOR AÑO 2020

«Este año va a ser desolador. Nos tenemos que preparar para lo peor, porque el sector de la hostelería está cayendo en picado y ahí trabajaban muchas de esas personas en riesgo de exlusión. Otras muchas se dedicaban también al cuidado de niños, de personas mayores; empleadas de hogar… ahora han perdido sus empleos y son personas que ya eran muy vulnerables, con lo que ahora se encuentran en una situación de pobreza. Es algo que vemos en nuestras organizaciones», explica Carmen Martín.

El informe de 2019 explica que  lo largo de la última década, la gran mayoría de los indicadores de pobreza y exclusión muestran que Cantabria ha disfrutado de condiciones de vida superiores a las del conjunto del territorio nacional, especialmente en Privación Material Severa, en la que ostenta la tasa más baja de todo el país. Las cifras de pobreza de la región, el año pasado, se mantenían  muy por encima de las anteriores a la crisis, con un incremento de tres puntos, más del triple del incremento nacional con respecto a los datos del 2008.

CIEN MIL PERSONAS POBRES

En su conjunto, según el informe de 2019, Cantabria tiene 100.000 personas pobres, de las cuales 53.000 son mujeres.

Respecto a los ingresos de la población mayor, cuyas rentas están prácticamente determinadas por el importe de la pensión que reciben, en Cantabria, algo más de 42.000 personas, reciben una pensión cuyo importe es inferior al mínimo considerado para no ser pobre.

Es decir, el 29,8 % de todas las pensiones y, si se consideran solo las de viudedad, casi todas de mujeres, el 36,4 %, tienen un importe inferior al umbral de pobreza.

EAPN-CANTABRIA

La Red Cántabra contra la Pobreza y la Exclusión Social – EAPN Cantabria, valora los datos del informe presentado con especial preocupación teniendo en cuenta la actual crisis sociosanitaria, las desigualdades sociales que esta pone de manifiesto, considerando por ejemplo, el incremento de gasto provocados por la pandemia, que en muchas familias es inasumible o la pérdida notable de empleo en nuestra comunidad.

Durante 202o, las entidades de la Red Cántabra han visto superadas sus previsiones de intervención con personas en situación de pobreza y exclusión social y ven con inquietud las dificultades planteadas de forma imprevista en la convocatoria de subvenciones  destinadas a la realización de programas de interés general para atender fines de interés social con cargo a la asignación tributaria de IRPF.

Se trata de subvenciones  destinadas a cubrir necesidades específicas de asistencia social dirigidas a la atención de las personas en situación de pobreza y exclusión social o que se encuentren en otras situaciones de especial vulnerabilidad.

Desde EAPN Cantabria, explican que esta convocatoria ha sufrido cambios significativos, desapareciendo por ejemplo los ejes de atención socio sanitaria, promoción de autonomía personal, igualdad de género y promoción de los derechos de las mujeres, que si bien ha de estar recogido de forma transversal en todos los proyectos, pero no financia la realización de actividades recogidas en el pacto contra la violencia de género.

Añaden que estos cambios, tanto de los programas a financiar o los gastos imputables, pueden hacer peligrar la continuidad del personal que interviene en la atención directa, las suspensión de programas o servicios, el mantenimiento de alguna organizaciones y la limitación de los recursos para dar respuesta a la situación provocada por la actual crisis sanitaria y sus consecuencias sociales.

Otro cambio significativo que afecta de forma directa a las organizaciones y a los servicios de atención directa es la imposibilidad de reformular los proyectos tras la propuesta de concesión al exigirse la justificación del coste total.

«Las entidades nos vemos obligadas a hacer un presupuesto del programa muy por debajo del coste real, al desconocer la cuantía de esta subvención y los importes de otras convocatorias.Esto nos impone justificar toda aquella cantidad no concedida y solicitada, que deberá de ser asumida por la entidad con financiación propia, lo que deja a las entidades más pequeñas en desventaja frente a grandes organizaciones con mayor capacidad de captación de fondos», explican desde la Red Cántabra contra la pobreza y la Exclusión Social.

EAPN-Cantabria está formada por trece entidades de acción social que trabajan en el ámbito autonómico: Asociación Cántabra de Lucha contra el Paro / Talleres Juveniles Brumas, Asociación Ciudadana Cántabra Antisida – ACCAS, Asociación La Columbeta, Asociación Nueva Vida, Asociación Pasiega de Desarrollo Social y Cultural, Cáritas Diocesana de Santander, COCEMFE Cantabria, Cruz Roja Española, Fundación Secretariado Gitano, Instituto Europeo de Estudios para la Formación y el Desarrollo. DOCUMENTA, Movimiento por la Paz – MPDL, Proyecto Hombre Cantabria y Cocina Económica.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.