Los nuevos aparcamientos cerrados para bicicletas estarán operativos esta primavera

Cantabria ConBici apuesta por un modelo que use espacios dentro de los aparcamientos subterráneos de Santander
Tiempo de lectura: 4 min

Los siete nuevos aparcamientos cerrados para bicicletas que instalará el Ayuntamiento de Santander en distintos puntos de la ciudad estarán operativos esta primavera, según ha avanzado hoy el concejal de Movilidad Sostenible, César Díaz, quien ha explicado que la Junta de Gobierno Local ha dado el visto bueno este lunes a la adjudicación del contrato por un importe de 183.920 euros.

Cantabria ConBici defiende la viabilidad de destinar espacio para aparcar bicis en aparcamientos subterráneos en Santander

La empresa ‘Intelligent Parking’ será la responsable del suministro, instalación y puesta en servicio de estos nuevos aparcabicis, así como de su conservación y mantenimiento durante un periodo de 2 años.

Los siete nuevos aparcamientos cerrados, -enmarcados en las medidas para el impulso de la movilidad sostenible del plan de choque ‘Santander a Punto’-, serán modulares, de distintos tamaños y capacidades (uno para 40 bicicletas; 2 más para 20 bicis; y otros 4 para 10), fabricados todos ellos en aluminio y policarbonato, videovigilados y preparados para su uso automático mediante dispositivo móvil o teclado ubicado en el acceso.

‘Inteligent Parking’ aportará además el software de gestión y acceso a los servicios necesarios para el funcionamiento de la nueva red de aparcabicis, -que requerirá estar dado de alta en una app gratuita disponible para iPhone y Android-, y el software de gestión para el conjunto de instalaciones.

120 plazas cerradas para bicicletas

Serán un aparcamiento cubierto para 40 bicicletas; 2 más para 20 bicis; y otros 4 para 10. El de 40 plazas tendrá una longitud de 6,90 x 5,90 metros, en forma de bóveda y con una altura máxima en el arco de 2,40 metros; el de 20 plazas, de 7,85 metros y el de 10, de 4,15 metros.

Los siete estarán compuestos por la base o bastidor, los tubos encargados de sujetar y candar las bicicletas y las varillas para posicionar las ruedas, y equipados con puerta de chapa de aluminio corredera para una óptima accesibilidad.

Las puertas darán acceso a los usuarios para que aparquen o recojan sus bicicletas mediante app móvil o un teclado ubicado en la entrada, y estarán dotadas de sistema anti-atrapamiento y células de seguridad.

Los ciudadanos no necesitarán disponer de ningún elemento físico para el acceso, ya que podrán hacerlo mediante la app móvil, introduciendo un código numérico personal e intransferible asignado al usuario o mediante llamada telefónica gratuita.

Estas instalaciones contarán con videovigilancia, disco grabador, punto de recarga para bicicletas eléctricas o ‘cargo bikes’ de alquiler e iluminación led.

Movilidad ciclista

César Díaz ha subrayado que el Ayuntamiento continúa trabajando en el fomento del uso de la bicicleta y, además de la adjudicación de estos aparcamientos, ha anunciado que ya han comenzado los trabajos de señalización de un ramal, en el Parque Científico y Tecnológico, que permitirá unir el nuevo carril Nueva Montaña-PCTCAN con el que está previsto que conecte con Bezana, a través del puente atirantado sobre la S20.

Como ha explicado, los trabajos consisten en la señalización vertical y horizontal y la modificación de una isleta existente para conseguir espacio suficiente en la calzada.

Tal y como avanzó recientemente durante un encuentro con responsables de Cantabria con Bici, el Ayuntamiento trabaja en nuevos carriles e iniciativas de movilidad ciclista.

Se ha referido así a la mejora del carril bici de Antonio López, como consecuencia del derribo de los tinglados portuarios, y su prolongación hasta el acceso de la Biblioteca Central; al nuevo carril de la calle Manuel Ruiz de Quevedo, en Nueva Montaña, que conectará este barrio con el apeadero de Renfe y su posible extensión hacia el IES Peñacastillo y los centros comerciales del entorno; y a los nuevos ramales para unir las bocas del antiguo túnel de Tetuán con los carriles bici de Puertochico y el Sardinero.

Santander explora además la posibilidad de que los aparcamientos subterráneos de la ciudad puedan albergar aparcamientos para bicicletas, mantiene contactos con la comunidad educativa para sondear la necesidad de instalar nuevas horquillas para bicicletas en entornos escolares y estudia el reparto en bicicleta de los pedidos que surjan de proyectos como la futura plataforma de comercio electrónico de Santander.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.