María, de Las Peñicas, se enfrentará a su desahucio el próximo 19 de mayo

Ex autónoma desahuciada por pagar: al igual que Gema y Javi, de Dávila Park, su deuda se originó por cláusulas de la hipoteca que luego fueron declaradas abusivas
Tiempo de lectura: 4 min

De la mano de María tuvimos la primera referencia de lo que después se volvió un nombre familiar, Las Peñicas, el fondo inmobiliario de Liberbank –el banco en que se integra la antigua Caja Cantabria— promotor de numerosos desahucios, en muchos casos, vinculados a la extinción de los alquileres sociales de la primera ola de desahucios en la anterior crisis.

El suyo fue un caso sangrante porque lo prolongado de su lucha había supuesto que su hijo, un bebé cuando comenzó a tener problemas, había crecido cuando se acercaba el siguiente, de forma que casi podía hablarse de una Generación Peñicas, en la misma línea que los desahucios que empezaban a saltar generaciones, como el de Paco y Luci, de Astillero, y su hija Carol, que consiguieron sortearlo.

Lo que suma más dificultad de comprenderlo a María, que trabajaba como autónoma, es que la deuda que dio origen a los problemas económicos que desencadenaron su desahucio se debe a cláusulas de la hipoteca que fueron declaradas abusivas por la justicia: es una situación prácticamente idéntica a la de Gema y Javi, que lograron detener ‘in extremis’, en los tribunales y pese a reticencias iniciales del Juzgado, el desahucio de su vivienda en Dávila Park.

Justo antes del comienzo de la pandemia se había intentado una negociación entre un interlocutor de la gestora de dichos inmuebles quien aseguró que María tendría firmado su alquiler con opción de compra a primeros de marzo de 2020, pero eso se esfumó con el representante, de quien no se ha vuelto a saber.

Según relatan, hace poco más de una semana, el Gobierno de Cantabria ha iniciado conversaciones con Liberbank y sus sociedades instrumentales ligadas a los inmuebles de Las Peñicas, entre otras, con el fin de suspender todos los procedimientos judiciales abiertos y estudiar la viabilidad de incorporar los inmuebles al parque público de vivienda en alquiler y evitar desahucios de familias vulnerables, conforme han comunicado a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Santander desde la propia Dirección General de Vivienda. Esto le abre a María una pequeña puerta a la esperanza para no tener que enfrentarse ella y su hijo a una situación tan difícil y dolorosa como es la de un Stop desahucios.

 

Campaña de recaudación de fondos para ayudar a los sancionados por participar en un Stop Desahucios en Astillero

El pasado verano, una acción para frenar un desahucio en Astillero acabó con denuncias a varios de los participantes, que de momento se va saldando con multas mientras avanza el proceso que puede desembocar en un juicio contra ellos.

Para paliar esos costes económicos, se han activado sendas campañas de apoyo, desde el propio colectivo Ni desahucios ni represión, creado para arroparles y denunciar situaciones de represión a protestas, como desde el sindicato STEC.

Según explican en sus redes sociales, uno de los activistas fue arrastrado por fuerza con agentes del orden, que, tal y como relatan, le agredieron e insultaron, sin que su denuncia.

De forma paralela, han ido llegando cuatro multas a otros participantes de la acción, escudadas en la llamada Ley Mordaza, y entre ellos un menor de edad, de 15 años.

La suma de las multas asciende a 2.400 euros, pero los sancionados temen más gastos derivados del proceso judicial.

Desde Ni desahucios ni represión animan a “romper” el equilibro de las luchas y también a un apoyo global entre los colectivos, “entendiendo que la lucha por la vivienda está relacionada con todas las demás luchas sociales y los colectivos que las llevan adelante”.

“Necesitamos hacerles saber que cuando algunos compañeros son reprimidos, nos unimos tajantemente para responder. Necesitamos hacerles saber que ¡juntas lo paramos todo! No es sólo un lema”, aseveran.

Para apoyarles, además de contactar en https://twitter.com/nirepresion
o juntasloparamostodo@gmail.com, se pueden realizar aportaciones en el número de cuenta ES73 0239 0806 7025 8878 7321

 

Otra de las acciones realizadas es una rifa solidaria de una bicicleta, libros, tatuaje, discos y material de los distintos movimientos sociales, incluyendo mascarillas y textil en defensa de la Educación Pública-

Se pueden recoger las papeletas en las sedes del STEC en Santander o Torrelavega en horario de oficina. El bono de ayuda es de 1 euro.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.