«La Virgen de Valencia es muy importante en lo social y en lo económico»

La pandemia impide, por segundo año consecutivo, que la principal festividad de Piélagos se celebre como de costumbre. Pero 2021 trae más eventos que el fatídico 2020
Tiempo de lectura: 7 min

El 8 de septiembre es, desde hace un siglo, la fecha marcada en rojo en el municipio de Piélagos, el quinto más poblado de Cantabria. En 1921 se celebró una reunión en el Ayuntamiento y se tomó la decisión de que la Virgen de Valencia debía ser la patrona de esta localidad, porque ya era una figura religiosa muy querida por los vecinos. Una cuestión de fe.

Además el Santuario, que está en Vioño, ya tiene un cierto componente de peregrinación, de que hay que caminar hasta él. No se encuentra cerca del núcleo urbano de esa pedanía (conocida, sobre todo, por la Cristalería Española que dio trabajo a varias generaciones de lugareños hasta su cierre hace cerca de siete años), sino que hay que subir al monte para visitarlo.

Hoy en día no supone ningún problema llegar hasta él en coche, pero cuando tener ese vehículo era un privilegio para la mayoría, había que usar las propias piernas o un animal para poder visitarlo.

María Jesús Sánchez Barcenilla, más conocida como ‘Koki’ por los vecinos, coordinadora de actividades culturales del Ayuntamiento, recuerda que su abuela le contaba que solían subir en burro hasta el Santuario para disfrutar del 8 de septiembre, según cuenta en declaraciones a EL FARADIO.

Así es como lo hacían muchas familias, porque con el paso de las décadas se ha ido convirtiendo en una costumbre que también realizan personas de municipios cercanos como puedan ser Torrelavega o Polanco.

Y es que la clave de la Virgen de Valencia, en lo que se convirtió esta fiesta, es que era un día para que las familias se reunieran en los alrededores del Santuario para comer lo que cada una llevara de casa: tortilla, filetes empanados, ensaladilla rusa… Es el punto de encuentro para muchas personas que a lo mejor «no se han visto en el resto del año», como dice ‘Koki’, pero que sabían que se encontrarían en este día especial y festivo.

Es la imagen de un gran picnic, con los praos llenos de manteles donde poner la comida y que todos disfruten de un día familiar y de la compañía de vecinos de diversas pedanías. También, por la fecha, es una manera de despedir el verano, antes de que la rutina vuelva a acogerles de cara al otoño y al invierno.

Por eso ‘Koki’ le da mucha importancia al componente social que tiene esta festividad, en la que, con el paso de los años y las décadas, cada vez se han reunido más personas. Cuando no había vehículos a motor, era complicado ir para los habitantes de las pedanías del municipio más alejadas, como Liencres, Mortera o Boo, pero ahora ya es típico ver esos praos llenos de coches el 8 de septiembre.

Pero la coordinadora de actividades culturales de Piélagos también subraya especialmente la importancia económica que tiene. Los bares y puestos que se instalan en la explanada junto al Santuario tienen mucho trabajo en un día como este, porque el trasiego de gente es constante desde por la mañana hasta la madrugada, e incluso la noche anterior al día festivo.

También se ha hecho típica la paella. El Ayuntamiento decidió facilitarle las cosas a las familias que suben, y pone a su disposición platos de paella al precio de un euro para que disfruten sin necesidad de tener que cocinar en casa y subir su comida hasta el monte, aunque sigue habiendo familias (como la de este redactor) que eligen vivir la fiesta a la vieja usanza, ya sea con un pañuelo azul anudado al cuello o no.

Hay quienes suben con la intención de asistir a una de las misas que se celebran en este día (una cada hora desde las 7 de la mañana hasta las 8 de la tarde) mientras que otros tienen por simple costumbre disfrutar con los niños o poder tomar un vino con los vecinos. Los jóvenes del municipio también tomaron por costumbre, desde hace décadas, acampar la noche anterior en el monte y así disfrutar durante algunas horas más de la fiesta, aunque esto ya no se ve tanto hoy en día. Precisamente por eso, las noches de verbena pasaron a ser dos, la del 7 y la del 8 de septiembre.

Sin embargo, la pandemia también se ha dejado sentir. En 2020, la decisión del Ayuntamiento fue la de cancelar todas las fiestas, la Virgen de Valencia y también las de todas las pedanías, y destinar ese gasto presupuestado a servicios sociales, para poder ayudar a las familias que peor lo están pasando por la crisis económica derivada de las restricciones que se han ido imponiendo para frenar la expansión de la COVID-19.

En este 2021 sí se han programado varios eventos, con el concierto de Víctor Manuel como broche final y acto central de las fiestas, esta noche, o las dos sesiones que se han podido disfrutar de ‘La Traviata’ de Giuseppe Verdi en el Teatro Vimenor, en el barrio de ‘El Arrabal’ de Vioño. Pero tampoco será un año normal. No habrá paella ni se ha pensado en una reunión de familias, y sólo se puede acceder en coche por la mañana a la zona del Santuario. Para el resto del día, está la opción de subir en trenes lanzadera (como el Magdaleno) para poder acudir a alguna de las misas o para el concierto del artista asturiano.

‘Koki’ señala que el presupuesto de las fiestas es menor que en los años prepandemia. Por ejemplo, porque no habrá fuegos artificiales, que es otra de las claras señas de identidad de estas fiestas y que, al lanzarse desde el monte, son visibles desde muchos puntos del municipio.

Desde el Ayuntamiento lamentan que no se pueda realizar la Virgen de Valencia como un año normal, precisamente por ser este el año del Centenario de esta festividad. Pero ‘Koki’ asegura que, si en 2022 las cosas sí pueden ser como siempre o hacer las fiestas de una manera parecida, habrá eventos especiales para conmemorar un aniversario tan especial, aunque prefiere no revelar cuáles son, en espera de ver si finalmente pueden llevarse a cabo.

‘Koki’ lamenta la situación también por no poder ser parte activa de la fiesta. Es una persona muy conocida en Piélagos porque, aparte de ser la coordinadora de las actividades culturales del Ayuntamiento, lleva más de 40 años siendo la presentadora de varias de las fiestas que recorren el municipio, la Virgen de Valencia entre ellas. Su voz forma parte del paisaje y de los festejos en varias pedanías y no sólo en la suya natal, Quijano.

Por eso, ella preferiría tener más trabajo del que tiene este año, pero que todo se celebrara como siempre se ha hecho. «Prefiero trabajar más y ver alegría», comenta. Y también piensa en aquellos que ahora tienen menos trabajo, como las orquestas o los técnicos, que son también personas especialmente afectadas por la pandemia al tener que anular muchos de los eventos para los que habían sido contratados.

Aún así, es mucho el trabajo que se desarrolla en este 2021, porque lo poco que se ha programado ha de llevarse a cabo cumpliendo con las medidas de seguridad a las que nos hemos tenido que acostumbrar en el último año y medio. Disponer de los trenes lanzadera, hacer labor de limpieza en el entorno del Santuario, subir todas las sillas para el concierto y contar con personas que se aseguren de que todo sale bien también supone un esfuerzo que ‘Koki’ quiere reconocer.

Así pues, el Centenario no será como inicialmente estaba pensado, pero al menos las fiestas no están siendo como en 2020, que ni siquiera hubo, y habrá quienes puedan visitar ese lugar especial de Piélagos y poder gritar aquello de ‘Viva la Virgen de Valencia’, esperando que en 2022 el monte del Santuario pueda volver a tener el colorido de los pañuelos, la paella, los bares, los puestos, las verbenas y conciertos y los manteles sobre los verdes praos.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.