«Si eres negro importas poco y si eres negra, menos todavía»

Pablo Lobo (Movimiento por la Paz) recuerda que España sólo reconoce un 5% de las solicitudes de refugio
Tiempo de lectura: 5 min

Hace dos semanas llegaba hasta Cantabria un grupo de personas que huían de la guerra de Afganistán. Algunos siguieron su viaje y otros se quedaron en nuestra región, atendidos por distintas ONGs.  El Movimiento por la Paz –MPDL, entidad miembro de la Coordinadora Cántabra de ONGDs– que gestiona habitualmente la acogida de personas que llegan aquí huyendo de distintos conflictos, está prestando atención a 13 de ellos.

Tras unos primeros días de mucho trabajo, ahora que ya están alojadas en los distintos pisos que la organización tiene alquilados a su nombre gracias al apoyo del Gobierno de España, se trabaja en regularizar su situación, empezando por el empadronamiento para poder tener acceso a otros servicios.

Según explica Pablo Lobo, responsable del área de Acogida de Movimiento por la Paz, en el programa ‘A Mediodía Alegría’, emitido en ARCO FM, los tramites son los mismos que se siguen con todas las personas que llegan huyendo de distintos conflictos en busca de asilo. «En todo el país hay 25 ONGs gestionando el programa de acogida y gracias a todas ellas se ha podido hacer frente a esta situación tan urgente. Lo primero es tratar de cubrir sus necesidades básicas y a partir de ahí gestionar todos los trámites administrativos que comienzan con el empadronamiento para tener derecho a la tarjeta sanitaria y poder recibir atención médica cuanto antes, sobre todo las personas que llegan con tratamientos interrumpidos por la crisis de la que huyen».

En relación con esta cuestión, Pablo Lobo considera que el Servicio Cántabro de Salud debería de hacer un esfuerzo por contar con intérpretes que puedan servir de puente entre las personas que llegan y los médicos, puesto que la barrera del idioma dificulta enormemente la atención sanitaria en muchas ocasiones.

«Nosotros tenemos unos recursos limitados y hacemos un esfuerzo máximo. De hecho este miércoles, esas 13 personas se incorporan a las clases de castellano que impartimos. En la administración es cierto que hay muchas personas trabajando que hacen lo imposible por comunicarse, pero en el caso de la asistencia médica es más complicado y por eso creo que el Servicio Cántabro de salud debería hacer un esfuerzo por tener intérpretes disponibles, porque hay cuestiones médicas que son urgentes», explica Lobo.

VIVIENDA

Desde el MPDL creen que los problemas reales comienzan cuando termina el programa de acogida o pasen a una fase posterior, porque ahora están alojados en pisos alquilados a nombre de la ONG, pero cuando tienen que buscarse ellos un piso para alquilar a su nombre, la situación se complica. «Al final es un problema común a cualquier ciudadano. No es fácil encontrar una vivienda digna de alquiler a un precio razonable y si encima eres migrante, la situación se complica más aún. A esto hay que añadir que España solo acepta un 5% de las solicitudes de asilo que se piden, con lo que la mayoría de estas personas quedan en situación irregular. No sólo estos que han llegado de Afganistán, sino todos los casos que atendemos. Eso les termina llevando a la economía sumergida, a habitar infraviviendas…. »

Recuerda además Pablo Lobo que determinadas situaciones o noticias suelen generar una ola de empatía y solidaridad, como puede ser ahora el caso de los Afganos, pero la realidad es que cada año cientos de magrebíes y subsaharianos se dejan la vida cruzando el mar e intentando llegar a Europa «y nosotros seguimos pensando que vienen aquí a quitarnos el trabajo». Por eso, Lobo cree que hay que plantearse una reflexión sobre cómo ignoramos los procesos de catástrofes humanitarias como la que vemos cada día con estas personas que tratan de llegar a Europa. La realidad es que si eres negro importas menos y si eres negra, menos todavía», concluye.

MPDL

El Movimiento por la Paz – MPDL es una organización que aspira a la paz global, donde se asegure el pleno cumplimiento de los derechos humanos, la gobernabilidad democrática, la igualdad y la solidaridad entre las personas y los pueblos.

Trabaja desde un enfoque de derechos, para promover la cultura de paz a partir de la investigación sobre la paz, la prevención y la actuación ante todos los tipos de violencia.

Los valores que guían las actuaciones del Movimiento por la Paz -MPDL- se pueden condensar en los siguientes seis principios:

  • Pacifismo: como movimiento social, ejercicio de activismo y actitud individual y colectiva. Supone trabajar por la construcción de modos de vida pacíficos basados en la armonía y en la resolución de cualquier conflicto o desacuerdo a partir del consenso y la no violencia.
  • Solidaridad: ejercicio voluntario, altruista, horizontal y de transformación social. Es un valor que se materializa cuando una persona o grupo deja de lado sus prejuicios e intereses propios para acompañar al otro en la búsqueda del interés común. Genera dinámicas que poseen un poder de transformación superador del individualismo y de los modelos socioeconómicos asociados al mismo.
  • Respeto: reconocimiento, valoración y aceptación del otro. El respeto permite que la sociedad viva en paz. Implica reconocer en sí y en los demás, los valores y las necesidades. Los derechos y las obligaciones.
  • Independencia: salvaguarda de fidelidad a nuestra identidad que nos compromete y vincula con la protección y promoción de los derechos humanos.
  • Imparcialidad: implica que el acompañamiento a las personas y grupos debe realizarse en función de sus necesidades, sin discriminación por raza, sexo, ideología o cualquier otro motivo.
  • Transparencia: consiste en comunicar y rendir cuentas de forma proactiva a los diferentes grupos de interés que han participado de alguna forma en la organización y a la sociedad en general sobre lo qué se hace, como se hace y los resultados obtenidos, durante un período de tiempo determinado.
Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.