Cáritas agradece su solidaridad a la población cántabra que ha donado más de 125 mil euros para atender la emergencia de Ucrania

“Una vez más, la sociedad cántabra ha demostrado ser sensible a las necesidades y al sufrimiento de los demás, en este caso de nuestros hermanos en Ucrania”, afirma Estefanía Chaves, trabajadora del área de sensibilización de Cáritas.
Tiempo de lectura: 6 min

Cáritas Diocesana de Santander ha recaudado en Cantabria más de 125.000 euros para atender la emergencia de Ucrania. Un dinero procedente de colectas en parroquias, de donaciones individuales, de campañas organizadas por distintos colectivos o de recaudaciones obtenidas mediante la organización de eventos solidarios. “Una vez más, la sociedad cántabra ha demostrado ser sensible a las necesidades y al sufrimiento de los demás, en este caso de nuestros hermanos en Ucrania”, destaca Estefanía Chaves, trabajadora del área de sensibilización de Cáritas Diocesana de Santander .

La mayor parte de los ingresos se han obtenido mediante transferencias bancarias pero también, cada vez más, la población realiza sus donaciones utilizando bizum. En lo referente a las cuantías, son muy variadas. Hay ingresos de varios miles de euros y también los hay de pequeñas cantidades. En este último grupo están, por ejemplo, las donaciones individuales de 5 euros realizadas por reclusos del Dueso que han puesto en marcha una campaña para ayudar a la población afectada por la guerra en Ucrania y han elegido Cáritas para canalizar sus donaciones. ”Ha sido una iniciativa muy bonita por dos motivos: por una parte, porque es para una causa solidaria y, por otra, porque ha partido de su propia voluntad. Ellos dijeron que querían hacer algo por Ucrania y pidieron ayuda para organizarlo de alguna forma”, explica José María Díaz, uno de los dos capellanes del centro.

El concierto solidario que se celebró el 9 de abril en la Iglesia Santa María de los Ángeles (antiguos Franciscanos) de Santander consiguió recaudar más de 5.000 euros. Participaron la Academia Coral Ciudad de Santander, el Coro Joven de Santander, la coral Halane y el coro infantil Halane Junior bajo la dirección de César Marañón y con Raquel Peris al piano. «Decidimos organizar este concierto porque pensamos que podía ser nuestra oportunidad para ayudar a la población afectada por la guerra », explica César Marañón, director de los coros participante en el evento.

Y así se han ido sumando ingresos hasta superar la cifra de los 125.000 euros con los que desde Cantabria se financia el trabajo de Cáritas en la zona en conflicto. Es posible realizar donaciones a través de bizum al 01732, la web https://www.caritas.es/santander/ o mediante ingreso bancario en las cuentas Banco Santander ES69 0049 6742 5026 1620 5486 y Liberbank ES56 2048 2000 6934 0013 6927

CÁRITAS ESPAÑOLA

Cáritas Española acaba de movilizar una partida de tres millones de euros para atender la emergencia humanitaria provocada por la guerra en Ucrania. Los fondos serán destinados a las dos Cáritas presentes en el país: Cáritas Ucrania (rito griego) y Caritas-Spes (rito latino).

Las Cáritas en Ucrania destinarán esos fondos a satisfacer las necesidades básicas de la población más vulnerable, que se desplaza internamente huyendo de una ciudad a otra. El servicio prioritario es el alojamiento de corta estancia, comida, acceso a las medicinas, recuperación de las viviendas, información sobre rutas de evacuación segura, y atención psicológica para sobrellevar de forma adecuada el estrés provocado por el desplazamiento forzoso.

También se atiende a las personas que quedan atrapadas en lugares de conflicto, sin posibilidad de huir a ninguna parte. En el oeste del país, además se ha abierto un pequeño centro donde se acogerá a perfiles muy vulnerables por un periodo de tiempo más dilatado (hasta seis meses). “Es necesario destacar el esfuerzo que se está haciendo para detectar los casos más vulnerables como es el caso de las madres a cargo de familia numerosa, mayores, mayores a cargo de nietos, con el fin de acompañarlos de la mejor manera”, explica Carmen Gómez de Barreda, responsable de la campaña Cáritas con Ucrania.

Desde que empezó el conflicto, Cáritas Ucrania ha atendido dentro del país a más de 706.000 personas, la mayoría (64%) son mujeres. Sus más de 60 centros se han visto obligados a dar un giro a su trabajo de 180 grados para poder prestar apoyo a los desplazados internos que huyen de los bombardeos.

“Cáritas trabaja en red con el gobierno local y el resto de organizaciones, coordinando la ayuda para que ésta sea lo más extensa y sostenida en el tiempo posible. En esta nueva intervención, se modificará el contenido de la cesta básica, dando una respuesta más amplia a la población”, señala Gómez de Barreda.

El conflicto en Ucrania está teniendo consecuencias nefastas para la población. En los 69 días que dura el conflicto, alrededor de 10,5 millones (la cuarta parte de la población) está en situación de movilidad humana forzosa, tanto desplazados internos como refugiados. Se estima que 24 millones de personas dentro de Ucrania (la mitad de la población) necesitan ayuda humanitaria urgente.

“Las oficinas de Cáritas continúan atendiendo a la población necesitada, teniendo en cuenta los actuales riesgos. Pese a todas las dificultades existentes, se sigue haciendo un esfuerzo por trabajar en el Este del país, donde han quedado personas atrapadas y sin posibilidad de huir. Se estima que en los próximos meses la prioridad va a ser hacer llegar ayuda humanitaria a estas zonas, objetivo prioritario de ataques”, puntualiza Gómez de Barreda.

“ANTES, AHORA Y DESPUÉS”

Desde el inicio del conflicto, el pasado 24 de febrero, Cáritas Española ha movilizado 3,8 millones de euros gracias a la solidaridad de medio millar de empresas y de más de 20.000 donantes particulares. Una semana después del inicio de la crisis, comprometió a Cáritas Ucrania una primera partida de 100.000 euros para atender las necesidades básicas de las personas vulnerables durante sus desplazamientos. A mediados de marzo, aprobó una asignación de otros 400.000 euros para programas de emergencia en Moldavia y Polonia ante la masiva huida de la población a esos países vecinos. En Rumanía, se ha aprobado una asignación de 300.000 euros.

Cáritas Española además está en Ucrania desde el año 2010 a través de diversos proyectos de acción social. “Cáritas estaba en Ucrania antes, está ahora y cuando se acabe el conflicto y la atención mediática seguirá allí. Los fondos que consigamos recaudar se invertirán en esa carrera de fondo que corre Cáritas porque la reconstrucción del país requerirá mucho tiempo y esfuerzo”, explica Gómez de Barreda.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.