La Audiencia Nacional obliga a las patronales de la dependencia a subir los salarios un 6,5% en 2022

Se trata de una sentencia que en Cantabria afecta a 6000 trabajadores. Por su parte, los 115 trabajadores de Quirón Prevención en Cantabria exigen una actualización de su convenio colectivo; SATSE Denuncia recortes en los derechos de los profesionales de enfermería y desde UGT advierten: "si suben los precios, habrá que subir los salarios porque los trabajadores no van a pagar esta crisis"
Tiempo de lectura: 8 min

Una sentencia de Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha condenado a las patronales del sector de dependencia FED, LARES y AESTE a aplicar un incremento salarial del 6,5% en 2022 y aplicar la cláusula de revisión del último convenio colectivo estatal de Servicios a las Personas Dependientes y Desarrollo de la Promoción de Autonomía Personal, cuya vigencia expiró en 2018 y que ha sido prorrogado al no suscribirse uno nuevo que lo actualice.

El fallo judicial estima dos demandas de los sindicatos UGT y CCOO, que el alto tribunal acumula en el mismo proceso por asentarse en los mismos argumentos, que exigían la aplicación de la cláusula de revisión salarial de este convenio colectivo que incrementa las remuneraciones en función del IPC real y del Producto Interior Bruto (PIB) del año anterior.

La sentencia, que afecta en Cantabria a más de 6.000 trabajadores y trabajadoras, afirma de manera textual que existe «una clara interpretación que ofrece la literalidad de la norma para sentar la obvia obligación de que hasta que llegue un acuerdo expreso sustitutorio del VII Convenio, los conceptos retributivos se incrementarán anualmente en la misma cuantía del IPC real del año anterior».

En este sentido, la Audiencia Nacional obliga a aplicar una cláusula de revisión salarial que determina que se aumentarán los salarios según el IPC real con el que se haya cerrado el año anterior siempre y cuando en el mismo período el PI no haya crecido más de un 2%.

«Acreditado que en 2021 el PIB creció un 5,1% concurre la condición para que los conceptos retributivos en 2022 experimenten un crecimiento del 6,5% respecto a los percibidos en 2021», sentencia la Audiencia Nacional, que condena por «conducta empresarial temeraria» a pagar una sanción de 1.000 euros a cada una de las patronales del sector y abonar de manera solidaria los honorarios de los letrados de los sindicatos, tal y como solicitaba de manera expresaba la demanda interpuesta por UGT.

Según precisa la secretaria de Dependencia de la Federación UGT-Servicios Públicos en Cantabria, Margarita Pelayo, «la sentencia sólo viene a hacer justicia nunca mejor dicho porque se basa simplemente en obligar a las patronales a cumplir lo que firmaron en el convenio colectivo, ni más ni menos».

LA PLANTILLA DE QUIRÓN PREVENCIÓN EXIGE ACTUALIZAR EL CONVENIO

La plantilla de Quirón Prevención, empresa de servicios de prevención ajenos con una plantilla de 115 trabajadores en Cantabria, exigió hoy en una concentración de protesta la actualización de su convenio colectivo que expiró en 2020 con unos salarios justos «adecuados al IPC actual» y acabar con las sobrecargas de trabajo en todos los departamentos que ya han sido denunciadas a la Inspección de Trabajo.

Según precisaron delegados de UGT y de CCOO en la concentración, que se ha celebrado frente a la sede de la empresa en Santander, «una empresa como ésta dedicada a la prevención de riesgos laborales debería dar ejemplo y no lo que está haciendo».

«Entre otras cuestiones, estamos aquí movilizándonos por el bloqueo que sufre la negociación del nuevo convenio colectivo que venimos negociando desde 2021 con unas propuestas salariales de la empresa muy bajas que rondan aumentos del 1%», subrayó Fernando Cano, delegado de UGT en el comité de empresa.

Su compañera y delegada de CCOO, Elisa Laso, agregó que «sólo pedimos una subida de salarios acorde al nivel de vida actual y teniendo en cuenta los beneficios de la empresa», tras matizar que los sindicatos están planteando aumentos salariales en torno al 4%.

Tanto Cano como Lago recordaron que otro de los grandes motivos de estas primeras movilizaciones, con la concentración y un paro de dos horas, son las crecientes sobrecargas de trabajo que ya provocaron la pandemia de la Covid-19 pero se mantienen «y está claro que ya es momento de acabar con ellas».

«Todos los departamentos técnicos y médicos están desbordados de trabajo porque con la pandemia se multiplicaron las tareas y ya es el momento de que se ajusten estas cargas de trabajo de manera adecuada», subrayaron.

La delegada de CCOO y el delegado de UGT en Quirón Prevención en Cantabria recordaron que otra de las principales reivindicaciones en la negociación del nuevo convenio colectivo es el teletrabajo porque «la empresa se niega a hacer cualquier compensación económica de los gastos que implica».

 «Si suben los precios, habrá que subir los salarios porque los trabajadores no van a pagar esta crisis»

El secretario general de UGT en Cantabria, Mariano Carmona, afirmó hoy en un encuentro con los medios de comunicación justo antes de iniciarse el comité regional o máximo órgano entre congresos del sindicato, que «si suben los precios, habrá que subir los salarios porque los trabajadores no van a pagar esta crisis».

«Podremos colaborar en las mesas de negociación para buscar las fórmulas que aporten soluciones a las empresas pero lo que tenemos muy claro es que esta crisis no la van a pagar los trabajadores y trabajadoras como pasó con la anterior crisis», agregó el sindicalista.

Carmona recordó que «este año la coyuntura económica está desbordada por la guerra de Ucrania y no podemos obviar que España forma parte de la Comunidad Económica Europea y ésta está en guerra, en una guerra que no vemos aquí pero que nos está afectando, principalmente, porque somos muy dependientes en todo lo energético».

De todos modos, el responsable regional de UGT insistió en que «se tendrá que trabajar en la negociación colectiva para buscar las soluciones adecuadas pero no a costa de los bolsillos de los trabajadores».
Cuestionado por la huelga general del sector siderometalúrgico de Cantabria, Carmona recalcó que ha reflejado «mucho más que una coyuntura económica complicada porque en este caso ha habido más factores, entre ellos, una patronal antigua que está fuera de lugar y que utiliza métodos de negociación propios de los años ochenta».

«Afortunadamente se ha llegado a un acuerdo pero ese acuerdo tendría que haber llegado mucho antes si hubiera existido en la negociación una patronal que en realidad respetase a la otra parte y considerara a los trabajadores y trabajadoras como parte del sistema productivo, que es lo que somos», subrayó el secretario general de UGT en Cantabria.

TRABAJADORES DISPONIBLES PARA EMPLEOS DIGNOS

Sobre la inminente entrada del verano y su influencia en el empleo de la hostelería, el sindicalista vaticinó «un buen verano para el empleo porque seguramente Cantabria estará desbordada de turistas», aunque matizó que «se volverá a oír eso de que no se encuentran trabajadores en el sector, algo que no es en absoluto cierto si se contrasta con la realidad».

«Claro que las personas quieren trabajar pero lo quieren hacer dignamente, no quieren trabajar 12 horas para cobrar 6; con salarios y condiciones laborales adecuadas, no conozco a nadie que rechace un puesto de trabajo, otra cosa bien distinta son los regímenes de esclavitud que quieren imponer algunos», aseguró el sindicalista.

Mariano Carmona explicó que en el Comité Regional de UGT en Cantabria, máximo órgano entre congresos del sindicato, se analizará la situación socioeconómica actual y cómo está la negociación colectiva, además de otras cuestiones más internas de la central ugetista como la evolución de la afiliación y de su representatividad sindical desde el anterior comité celebrado en enero de este año.

SATSE DENUNCIA RECORTES 

El Sindicato de Enfermería, SATSE Cantabria denuncia el recorte de derechos laborales que están sufriendo las enfermeras y enfermeras especialistas de la región como son la denegación de reducciones de jornadas por cuidado de hijo, la concesión de días libres o las comisiones de servicio, entre otros.

El Sindicato incide en que, todos estos recortes laborales se deben al déficit de plantillas que se está convirtiendo en un hecho grave que perjudica, no solo a las enfermeras que están trabajando, pero también a los pacientes “la situación es insostenible, se nos recortan derechos que no se están recortando en otras categorías con la excusa de que somos un servicio esencial” declara Ana Samperio, Secretaria General de SATSE Cantabria “si somos un servicio esencial deberían de cuidarnos más y respetar los derechos laborales que hemos logrado y son fundamentales en especial para las enfermeras, mayoritariamente mujeres, como son la reducción por cuidado de hijo” añade Samperio.

Otro de los recortes en sus derechos laborales que están sufriendo las enfermeras son las anulaciones de las comisiones de servicio, obligándolas a reincorporarse en sus puestos tras 3 meses y no tras los 12 meses que pueden disfrutar otras categorías. “La excusa del COVID ya no nos vale. Estamos siendo la categoría más penalizada por los recortes de derechos laborales sin ofrecernos ninguna solución alternativa” concluye Samperio.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.