La “orgía de desecación” de los rellenos en Raos, en el informe Banderas Negras de Ecologistas en Acción

La organización en defensa del medio ambiente también advierte en su informe anual de los impactos ambientales en todo el país sobre los vertidos del emisario submarino de Usgo
Tiempo de lectura: 5 min

Todos los años los municipios españoles esgrimen sus condiciones ambientales materializados en forma de Banderas Azules, en un ejercicio de complacencia que desde Ecologistas en Acción quieren contextualizar con el informe anual, el de Banderas Negras, en el que repasan las debilidades de la costa en todo el país, tanto por parte de empresas, usos o de la propia administración responsable de su protección.

El informe detalla las circunstancias de cada comunidad autónoma, y en el apartado de Cantabria, consultado por EL FARADIO, incluye este año los rellenos, ya consumados, de las marismas de Raos a cargo del Puerto de Santander, de los que se hizo eco también en su momento SEO/Bird Life.

SIN CAUSA JUSTIFICADA Y SIN IMPACTO AMBIENTAL

Tal y como detalla el informe, estos trabajos se iniciaron en diciembre de 2019 y suponen el relleno de 33.000 metros cuadrados de marismas intermareales junto a la dársena sur de Raos.

Rellenos en Raos (foto: Ecologistas en Acción)

El relleno finalizó semanas más tarde y se encuadró dentro del proyecto denominado “Urbanización triángulo curvilíneo Raos sur.fase 1”, de marzo de 2019, promovido por la Autoridad Portuaria de Santander.

Se trata de un proyecto cuya motivación última, la de crear espacios portuarios para el estacionamiento temporal de vehículos, “es coyuntural y no está justificada”, según recalcan.

Además, advierten que el proyecto se ha ejecutado sin ningún tipo de Evaluación de Impacto Ambiental, lo que contraviene la legislación vigente.

Destacan que esta marisma conserva actualmente los elementos esenciales para ser considerada como tal y, por tanto, cumplir su función ambiental sin ningún tipo de cuestionamiento, ni infravaloración que sea sostenible argumentalmente.

Y todo se enmarca dentro de lo que en su día fue un enorme estuario, con cientos de hectáreas de terreno marismeño, ocupando una amplia zona próxima a la ciudad de Santander, que se ha visto “diezmada” hasta el punto de contabilizarse actualmente unas 70 hectáreas “supervivientes” a esta “orgía de” desecación, relleno, urbanización…

EL IMPACTO NATURAL

Ecologistas en Acción remarca que la marisma de Raos es un espacio con un elevado grado de naturalización, en el que es posible observar diferentes especies de avifauna, protegidas por diferentes normativas autonómicas, nacionales e internacionales. Las marismas constituyen un ecosistema clave para diferentes especies migratorias, donde encuentran las condiciones adecuadas para alimentarse y descansar durante su tránsito estacional.

El período de tiempo en el que se centra el mayor número de ejemplares es el que comprende entre octubre y marzo.

La zona objeto de relleno forma parte de un Área Importante para las Aves (IBA 026 Bahía de Santander), e incluye un hábitat prioritario según la Directiva Hábitats (1140. Llanos fangosos o arenosos que no están cubiertos de agua cuando hay marea baja).

Además, las marismas interiores de Alday, hasta el polígono del mismo nombre y las barriadas de Nueva Montaña están sometidas a una dinámica hídrica con elevado riesgo a corto plazo, y con “lamentables”, consecuencias en forma de inundaciones en espacios urbanizados y habitados.

Incluso, señalan, se han producido inundaciones en el propio centro comercial próximo a las mismas.

LAS MARISMAS Y EL CAMBIO CLIMÁTICO

La marisma de Raos es el último reducto que permitiría la conexión de estas marismas de Alday con el espacio marítimo de la bahía de Santander, favoreciendo la naturalización del entorno, a la vez que aliviaría la carga hídrica soportada por este espacio en condiciones de pleamar con alto coeficiente de marea y pluviosidad elevada.

De esta manera, apuntan, se reduciría considerablemente el riesgo de inundación de las zonas actualmente afectadas, pudiéndose tener en cuenta como una medida que se podría considerar para reducir el impacto de la elevación del nivel del mar, con incidencia ya previsible a medio y corto plazo.

En estas marismas de Alday se está desarrollando en este momento un proyecto LIFE, gestionado por la Fundación Naturaleza y Hombre, pudiendo verse afectada su viabilidad en caso de “condenar” esta marisma de Raos.

Además, recuerdan que existen numerosos estudios científicos que ponen en valor la importancia de las zonas de marismas, desde diversas perspectivas.

Uno de los valores más considerados en la actualidad es como espacios vitales para atenuar los efectos del cambio climático.

Estas cada vez más abundantes normativas centradas en el cambio climático y medidas para paliar sus efectos están germinando de forma paralela al cambio de conciencia social.

“Resulta lamentable que un organismo que debiera velar por el cumplimiento de los preceptos que inspiran estas normativas y políticas, esté vulnerando de forma flagrante los principios inspiradores que las engendraron”, asevera el informe.

LA CONTAMINACIÓN EN LA PLAYA DE USGO

El informe también cita la contaminación en la playa de Usgo por vertidos del emisario submarino de Solvay, de donde recuerdan que sale una conducción de 8 kilómetros hasta la playa de Usgo (Miengo), llevando a través de ella los residuos químicos generados como subproductos en sus procesos de producción, fundamentalmente lodos de cloruro cálcico, cloruro de sodio, hidróxido de calcio, metales pesados y amoniaco.

El informe advierte de que esta playa “está absolutamente contaminada por los lodos contaminantes que el Grupo Solvay de Torrelavega lanza al mar desde el 2002” (antes se vertía directamente en la costa),.

Lo hace a través de un emisario submarino de 0,5 m de diámetro que se adentra en al mar 700 metros y vierte sobre el lecho arenoso a 14 metros de profundidad.

Los efectos, según los vientos dominantes, se notan especialmente en dirección Este y llegan a afectar a más de 12 kilómetros de costa, pero añaden que incluso llega a afectar a las propias playas del Sardinero, luego también afecta a Liencres, Covachos, La Arnía, Virgen del Mar, Mataleñas.

En dirección Oeste, el tramo de costa afectada incluye las playas de: Los Caballos, Marzan, La Concha, Los Locos, La Tablía y hasta el cabo de Punta Ballota, a partir del cual la mancha de vertido se adentra en el mar.

Con este vertido, denuncian, queda afectado el ecosistema marino en un radio de unos 12 km a su alrededor.

Mostrar comentarios [1]

1 Comentario

  • Jose Luis
    2 de julio de 2020

    Es chocante que las críticas y los rechazos se hagan públicos, siempre,,una vez realizadas las obras , firmados los convenios etc. ¿Significa esto que no hya transparencia alguna en los departamentos que redactan todos estos proyectos? Hace pocos días empezamos a vislumbrar lo que puede ser la futura Plaza de Italia. Todo son exclamaciones negativas , y ahí viene la prregunta ¿Pero todo esto se hace sin el conocimento prrevio del ciudadano? Pues parecde que es asi. Saludos y suerte que falta hace. J.L.Q.

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.