Un hombre llamado Vital

Fallece en México el marino Vital Alsar, habituado a cruzar el mar aunando mensajes sobre la paz y la hermandad (Foto: Isabel Giménez)
Tiempo de lectura: 3 min

Entre las muchas suertes que tenemos los santanderinos, se encuentra la de haber compartido ciudad con auténticos héroes.

De los que, literalmente, salvaron vidas, como Cioli. De los que salvaron lo suya, o, mejor dicho, fueron salvados, por El Quijote, como Eulalio Ferrer, en aquel campo de concentración en Francia. Sin olvidar la generosidad de Alberto Pico, el párroco que lo dio todo por su barrio cuando más le necesitaban, y en tierra de marineros, eso es siempre.

A ese panteón del Santander que se nos escapa entre las manos, a ese cielo que seguramente esté en la isla de los Ratones de Pepe Hierro, se acaba de sumar Vital Alsar, fallecido ayer en México a los 87 años de edad.

Un hombre que cruzaba el mar para lanzar mensajes de paz y hermandad. Sus proezas inspiraron a muchos niños de varias generaciones. porque aparte de la gesta de las barcas que evocan las balsas de La Magdalena en los niños de los 80 , están las visitas que hizo a puertos de Cantabria antes de otra de sus travesías y que será un recuerdo para los colegiales del 2000.

Acostumbrados a ver las travesías por el mar como algo de hace siglos y con otros valores, Vital, que tiene nombre de colegio, nos permitió seguir soñando que el océano está para unir y que sigue habiendo aventura.

Tuvimos la suerte de pasar una mañana con él, con motivo del rodaje del programa ‘Háblame de Santander’, que emitió TeleCabarga con motivo del 250 aniversario del título de ciudad.

Fuera de cámara, nos contó una anécdota: estaba en México y tenía problemas con una de sus embarcaciones. Salió a buscar ayuda y por sus calles se encontró…con el mismísimo Eulalio Ferrer, al que le pidió ayuda.

Ahí estaba, nuestra novela de aventuras, entre Santander y México, tan cercano como legendario. Dos de nuestros héroes encontrándose por la calle como quien coincide por Peña Herbosa. Y esa disposición a ayudarnos,por encima de todo, de la que tanto podemos aprender

Pero sobre todo, transmitió, y es una sensación que cuentan todos los que coincidieron con él, una capacidad inmediata de conectar con quién estaba, de mirar al corazón. De hacerte viajar de golpe a lo que es importante.

Porque hay cosas que solo saben los marinos,y hay realidades de la vida que solo podía comprender un hombre llamado Vital.

SU ÚLTIMA SINGLADURA POR LA PAZ

(Imágenes rodadas por la realizadora Isabel Giménez, dentro de la travesía de Paz México-Grecia a su paso por Cantabria, como parte de un trabajo de campo para un proyecto audiovisual. En este fragmento grabado en el camarote de Vital Alsar, el marinero muestra algunas de las claves de su propósito)

‘De Sur’ (trabajo de campo) from Vigía on Vimeo.

UN LEGADO «TRASCENDENTAL»

Desde el Ayuntamiento de Santander, la alcaldesa Gema Igual ha lamentado, en su nombre y en el de los santanderinos, la pérdida, por el “trascendental legado” que deja en la ciudad su labor didáctica sobre la navegación, entre otros valores.

Ya se ha organizado una reunión con sus familiares y amigos para comenzar a organizar el “merecidísimo” homenaje que le rendirán los santanderinos.

En La Magdalena, además de las copias de las carabelas con las que se produjo el descubrimiento del Nuevo Continente, en 1492, en este mismo lugar se conserva la réplica de la balsa con la que Vital Alsar atravesó el Pacífico evocando esa gesta.

Sus restos reposarán en La Maruca.

Desde el PSOE, su portavoz, Daniel Fernández, mostraba su pésame y destacaba que este «explorador y navegante santanderino (…) promovió la paz allí donde estuvo y fomento los valores de la concordia en cada rincón en el que vivió.

«Conservar ese legado y difundir su historia es la mejor contribución que como santanderinos y cántabros podemos hacer para preservar su historia vital, su memoria y reconocer su contribución», añadía.

 

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.