Subir

Top

0

El feminismo desborda Santander con una histórica manifestación

8 de marzo de 2018. POR

El éxito de la mañana hacía presagiar el carácter histórico de la manifestación de este 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, que está siendo multitudinaria.

Manifestación antes de la salida en la calle Burgos

“ESTAMOS HACIENDO HISTORIA”

“Estamos haciendo historia las mujeres en Cantabria. Las voces de las mujeres están aquí, hay que escucharlas. Es brutal, esto es historia”, ensalzaban, entusiasmadas, Miriam Bustillo y Kiara Brambilla, presidentas de MUJOCA (Mujeres Jóvenes de Cantabria) y ALEGA, respectivamente.

Lo corroboraba Marta Pereda, histórica feminista, de las que sabe lo que es haber dormido en prisión en la época franquista o haber luchado por la legalización del aborto o pedido leyes contra las violaciones: “no me lo esperaba, estoy muy emocionada”.

Y Carmen Alquegui, integrante de la comisión organizadora de estos actos, las Asambleas Feministas de Cantabriacalificaba la asistencia de “descomunal” y advertía de que “con todo esto que viene por detrás, esto es imparable y ya no hay marcha atrás, es imparable”. “Las cosas ya no van a ser igual”, aseveraba Ana Bolado, portavoz de la Comisión 8 de Marzo.

María Jesús Cedrún, que fue secretaria general de UGT Cantabria, hablaba abiertamente del “éxito” de este “desborde” que para ella supone un “antes y un después”, en especial por la asistencia de tanta gente joven “que no pasaba por aquí, que venían muy preparados”, e instaba a luchar contra las desigualdades “del día a día”.

 

La asistencia ha desbordado las previsiones

 

 

 

PREVISIONES DESBORDADAS

Incluso las fuentes policiales la cifraban en 15.000, y desde la organizan hablaban de más de 20.000: como dato, la cabecera,el arranque, estaba en Numancia y se prolongaba hasta el Consultorio de la calle Vargas.

La manifestación, en la Plaza del Ayuntamiento

La asistencia ha desbordado las previsiones de la organización: a la marcha le ha costado arrancar, había muchísima gente antes de la cabecera, y muchísimas también antes incluso de la cabecera, en la zona de Calvo Sotelo. y aunque el objetivo era que hubiera un espacio de avanzadilla para mujeres y los hombres marcharan detrás, al final se ha ido mezclando de forma natural. El punto de llegada era el Ayuntamiento de Santander, y cuando la cabecera llegó a ese destino todavía quedaban muchos manifestantes en Numancia, el punto de salida.

Venían desde puntos de toda Cantabria. como Cabezón de la Sal, Los Corrales de Buelna o La Cavada, con transporte especial desde Torrelavega –donde además había una convocatoria específica a las 19.00–.

Había mujeres de todas las edades, desde señoras mayores hasta las más jóvenes, que han tenido un protagonismo especial y marcado el ritmo con mucha animación.

CONTRA LOS ASESINATOS Y LAS VIOLACIONES

Marchaban con pancartas como ‘Contra el terrorismo machista, lucha feminista’ y ataviados con cacerolas para hacer ruido o con delantales a modo de capa, para simbolizar así los ‘superpoderes’ de las mujeres.

Utensilios que se sumaban a tambores, junto a gritos como “No son arrebatos, son asesinatos”, o “La lucha será feminista o no será”, “violencia machista, violencia terrorista”, “mujer empoderada ni sumisa ni callada”…

De hecho, durante toda la marcha se han reservado un espacio en blanco delimitado por cintas de plástico para simbolizar la ausencia de las mujeres asesinadas por violencia de género, y han hecho “una sentada por las asesinadas”.

Las alusiones a las violaciones han sido constantes

Las alusiones a los casos de violaciones han sido constantes, con lemas como “No estás sola, vamos en manada” o “Yo si te creo”, además de “Quien ama no mata, ni humilla, ni maltrata” o “Ni una menos, vivas nos queremos”. “con o sin ropa, mi cuerpo no se toca”.

EL MUNDO FEMINISTA Y EL MUNDO LABORAL

Han acudido sindicalistas de la CGT o la CNT, convocantes de la huelga general, o de los paros de dos horas, UGT y Comisiones Obreras.

En el plano laboral, un grupo de trabajadoras con pancarta propia han puesto como ejemplo casos como el del servicio de parques y jardines de Santander, donde sólo hay un 5% de trabajadoras y que sólo se contrata a hombres.

Y las periodistas cántabras, que se han organizado para este día con pancarta propia, han marchado al grito de “las periodistas son feministas”.

La parte laboral (el techo de cristal o la brecha salarial de género) y las denuncias de la violencia o el acoso son una de las patas en que se asentaba la convocatoria, junto a otra que se ha visualizado estos días, la de los cuidados a mayores o niños que ejercen mayoritariamente las mujeres. De hecho, durante la jornada se han habilitado espacios para atender cuidados en lugares como La Libre o Eureka.

RETRANSIMISIÓN EN DIRECTO EN FB LIVE

 

 


logo_ko

Empresas Amigas