Subir

Top

0

Segunda condena a Podemos por la ‘purga’ en Cantabria

29 de mayo de 2019. POR

Rosana Alonso, Belén Millán y David González, apoyados por parte de los militantes de Podemos Cantabria y su equipo.

El juzgado de lo Social número dos de Santander ha condenado a Podemos a reintegrar al exsecretario de Organización, David González, dos meses de salario (unos 3.600 euros) al anular la resolución del partido por la que suspendía de empleo y sueldo al dirigente de la etapa de Rosana Alonso.

En una sentencia a la que ha tenido acceso EL FARADIO, el juzgado estima la demanda de González Bouza, revoca y deja sin efecto la sanción impuesta por el partido el 10 de diciembre de 2018, y condena a Podemos a devolver los dos meses de sueldo al extrabajador.

La sanción se produjo en plena crisis interna de Podemos en Cantabria, con las primarias autonómicas paralizadas por otro juzgado, que finalmente condenó al partido vulneración de derechos del propio González, la secretaria general Rosana Alonso y la secretaria de Feminismos, Belén Milán.

Ahora esta sentencia, contra la que no cabe recurso, resuelve que Podemos «no cumplió con la carga procesal» al basar la sanción en el contenido del Informe Final del Comité de Seguridad y Salud Laboral de 18 de octubre de 2018, como consecuencia de las denuncias de Lucía Alegría (secretaria de Santander), Verónica Ordóñez (exportavoz parlamentaria) y Lucía Reguilón (experiodista del partido).

EL INFORME YA FUE «TILDADO DE LIMITADO Y SESGADO» EN LA ANTERIOR SENTENCIA

El juzgado de lo Social subraya que la parte demandada «no ha practicado ninguna prueba tendente a acreditar la imputación de la carta de sanción» que «no puede deducirse sin más del citado informe de 18 de octubre de 2018» que, recuerda, ya fue «tildado de limitado y sesgado por la resolución judicial de 1ª Instancia nº 6″. Podemos ha recurrido esta sentencia.

En relación a dicho informe, la resolución que obliga a Podemos a pagar a González el sueldo suspendido remite a la sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 6 que indicaba que al exsecretario de Organización » ni se le dio audiencia, ni se le comunicó la existencia del informe».

Entonces, Podemos consideró probados unos hechos que «se considerarían graves y acarrearían consecuencias para González, como de hecho así ha sido porque se le excluyó de las Primarias«, y en el ámbito laboral «se le ha sancionado primero con dos meses de suspensión de empleo y sueldo, y se le ha extinguido su contrato de trabajo después».

Podemos extinguió la relación laboral el 8 de enero, por lo que González también ha demandado al partido por despido, días después de la imposición en Cantabria de una gestora.

Como además las imputaciones de Podemos «son negadas por el demandante en prueba de interrogatorio judicial», a lo que se añade que «entre las funciones de un Secretario de Organización no está específicamente asignada la de prevención de riesgos laborales y/o psicosociales en el centro de trabajo», la sentencia anula la resolución del partido contra González.

«INFAME MONTAJE»

En valoraciones a EL FARADIO, David González ha comentado que «esta es la última consecuencia de un infame montaje que tenía como objetivo el control del partido y del grupo parlamentario».

A su juicio, «las consecuencias políticas ya las hemos visto el domingo, el partido ha pasado de tener grupo parlamentario propio y una diputada en Madrid a la extinción», a lo que añade las «consecuencias económicas» que «van a suponer la bancarrota absoluta al no tener representación», porque «no van a recibir ni un solo euro de reintegro por la campaña y el mailing».

Además, ha vaticinado que «a nivel de bases si la cosa ya estaba bastante precaria esto va a suponer que desaparezcan todos los círculos»

Y desde un punto de vista «legal» ha recordado que es la segunda sentencia, tras la que condenó a Podemos  por vulneración de derechos fundamentales al apartar a Rosana Alonso, Belén Milán y él mismo del proceso de primarias.

En su opinión, esta última sentencia es «consecuencia de una cacicada» cuyo «único objetivo era imponerme un castigo sin base alguna».  «Es muy difícil hacer tantas cosas mal en tan poco tiempo, y sigue siendo incomprensible los motivos por los cuales desde Madrid se ha apoyado esto», ha criticado

Finalmente, exige «alguna explicación» de las personas de la Gestora «puestas a dedo». «Creo que todas las personas que en algún momento han votado a Podemos lo están esperando».

En las elecciones del domingo 26 de mayo, Podemos obtuvo un exiguo 3% de los votos. 10.120 papeletas que suponen una pérdida de 18.775 votos respecto al resultado de 2015 (28.895). Entonces obtuvo tres diputados y configuró grupo parlamentario, que se desintegró por las disputas internas antes de concluir la legislatura.

SIGUE ABIERTA LA INVESTIGACIÓN CONTRA BLANCO EN EL TSJC

La vida política en Podemos se ha enredado en los tribunales de Justicia, por las denuncias de las dos partes inmersas en el conflicto interno. En su día el grupo de Alonso anunció medidas contra Podemos por revelación de secretos o vulneración del derecho al honor.

Y esta misma semana el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha desestimado el recurso de José Ramón Blanco contra el auto que le puso al borde de la apertura de juicio oral y que apreciaba indicios de los delitos de atentado contra la integridad moral y lesiones psíquicas que le imputa la querellante, Verónica Ordóñez. La Fiscalía ha pedido 10 meses de cárcel por estos hechos.

También en el alto tribunal, que investiga el caso dada la condición de diputado de Blanco – la perderá en unas semanas, en cuanto se constituya la cámara para la nueva legislatura-, sigue abierta una investigación por otra denuncia presentada por la extrabajadora de prensa de Podemos, Lucía Reguilón.


Frunfo Films

Empresas Amigas