La educación cántabra ha perdido casi 2.500 alumnos en la última década

STEC advierte de que el apoyo a la red privada tiene consecuencias en un descenso en el alumnado de la pública
Tiempo de lectura: 5 min

El sistema educativo cántabro ha perdido casi 2.500 alumnos en la última década, en una tendencia que se viene produciendo curso tras curso desde el 2021/22.

Así, según los datos recopilados por el sindicato docente STEC, ese curso se perdieron 908 alumnos; en 2022/23, un total de 616; y en este curso son 940 alumnos menos.

El curso 2021/22 es significativo por otro dato: si bien desde el curso 2013/2014 ingresaban menos alumno/as en la etapa de Infantil, el aumento en otras etapas compensaba la pérdida de alumnado que entraba “por abajo” y el cómputo final arrojaba un crecimiento. Pero en ese curso se rompió la dinámica, iniciándose una senda que se repite ahora por tercera vez,

DESPLOME EN INFANTIL

Yendo al detalle por ciclos, la etapa de Infantil, Primaria y Bachillerato pierden alumnado, mientras que la ESO y la FP aumentan matrícula.

Así, en el Segundo Ciclo de Infantil (alumnado de 3, 4 y 5 años) se ha experimentado de nuevo un descenso muy acusado: ha pasado de tener el curso pasado 12.152 alumnos/as, a tener este 11.561; es decir, 591 alumnos/as menos que en el balance de la serie histórica reflejan un problema ya “estructural”, ligado al descenso demográfico: casi cinco mil alumnos/as (4.977 para ser exactos) menos en una década, un 30,1%.

TODAVÍA CRECEN SECUNDARIA Y FP

Por su parte, en este curso ha seguido aumentando el número de alumnos/as que hay matriculados en las etapas de la ESO y Formación Profesional. En Bachillerato hay un ligerísimo descenso de 90 alumnos/as. En toda la serie histórica de este estudio (desde el curso 2006/07) se puede ver que los centros de Secundaria han ido aumentando progresivamente su matrícula en prácticamente un tercio en los últimos diecisiete años, consecuencia de la absorción en la ESO del último boom demográfico y del aumento de porcentaje de alumnado que continua en los institutos realizando estudios postobligatorios (Bachillerato y FP).

Este año vuelve a ocurrir lo mismo: hay un crecimiento de 469 alumnos/as más, al pasar de 46.707 alumnos/as el curso pasado, a 47.176 en el curso actual si bien el crecimiento empieza a ser “modesto”. De hecho, en 1º de ESO hay prácticamente este curso el mismo número de alumnos/as matriculados que los que hubo el curso pasado nos hace pensar, lo que hace temer que el crecimiento esté “tocando a su fin”.

LA FP GANA TERRENO

Desde que en el curso 2009/2010 el número de alumnos/as matriculados en ciclos de Formación Profesional superó al de alumnado matriculado en Bachillerato, esta tendencia no ha cambiado.

En detalle, en este curso hay 8.428 alumnos/as en la etapa de Bachillerato (90 menos que el curso pasado) y 14.807 en ciclos de Formación Profesional (257 más que el curso pasado), de modo que casi dos de cada tres estudiantes de enseñanzas postobligatorias cursan FP (exactamente un 63,7%) frente a uno que estudia Bachillerato.

STEC RECLAMA UN DESCENSO DE LAS RATIOS…

STEC viene reclamando un descenso en las ratios (el número de alumnos por aula), que tuvo efecto en 2022 en un acuerdo educativo que, al margen de mejorar la calidad educativa, logró evitar el cierre de unidades de Infantil que, si se hubiera atendido a los números anteriores, hubieran estado “condenadas a desaparecer”. También se impidió que se redujera la plantilla docente, con el consiguiente impacto positivo laboral.

Eso que sucede en Infantil no se reproduce en los institutos, donde este curso, la ratio media en la ESO es de 22,5 alumnos/as por aula en centros públicos, en Bachillerato de 23,7 y en FP de 28,3 (cifras más elevadas en las zonas urbanas, lo que supone incrementar las dificultades en, por ejemplo, la atención a la diversidad).

Para STEC, “la Consejería de Educación no puede limitarse a dejar pasar el tiempo y que las cohortes de alumnos/as, que ahora en Infantil y en 1º de Primaria están en grupos de 20, vayan transitando por todo el sistema educativo hasta terminar sus estudios postobligatorios”, ya que “esto condenaría a los institutos a años de masificación”. “Será fundamental que en esta legislatura se aborde la reducción de ratios no solamente en lo que resta de la etapa de Primaria, sino también en la ESO y en enseñanzas postobligatorias”, reclaman.

Y ADVIERTE DEL IMPACTO DE LAS POLÍTICAS DE FOMENTO DE LA EDUCACIÓN PRIVADA  

Más o menos se sigue manteniendo un equilibrio entre la educación pública y la privada, con un avance este curso de la privada de un 0,17%.

Según señalan, en la serie histórica estudiada (17 años) el crecimiento de la pública, en los últimos años, se ha visto ralentizado por diversas políticas más proclives a la enseñanza privada.

Hasta el curso 2013/14 la correlación entre enseñanza pública y privada se decantó a favor de la primera de manera evidente, abriendo entre ambas una diferencia de casi 6 puntos y medio porcentuales en este periodo. A partir de ese curso las políticas proclives a la enseñanza privada llevadas a cabo por diferentes administraciones (autonómicas, sobre todo, pero también centrales) empezaron poco a poco a hacer su efecto y ralentizaron ese  crecimiento.

Mirando otras comunidades, en la Comunidad de Madrid, el porcentaje de alumnado matriculado en la red pública es de sólo un 54,3%, es decir, diecisiete puntos menos que en Cantabria. En el País Vasco, un 51,3%.

El sindicato detecta datos de matriculación en la concertada que aplicados en la pública supondrían la eliminación de unidades, por lo que avanzan de que denunciaran esta situación ante la Consejería cando empiecen las negociaciones del llamado “arreglo escolar” de cara a planificar el curso próximo.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.