El Puerto de Santander, el único que recurre a las concertinas para evitar los accesos

Vallados, videovigilancia, personal o puestos fronterizos, entre las medidas por las que optan otras autoridades portuarias
Tiempo de lectura: 7 min

El Puerto de Santander es el único de Interés General del Estado de la zona norte que recurre a las concertinas para evitar las intrusiones no autorizadas en su dársena portuaria.

Es además el único en la zona norte que recurre al método de las concertinas (las alambradas con cuchillas) para evitar los accesos a su interior.

Y no es que en los otros puertos de la misma fachada marítimo-portuaria no tengan idéntico problema de intentos de acceso a sus instalaciones de migrantes procedentes de otros países, cuyo objetivo es quererse embarcar ilegalmente rumbo a Reino Unido.

En Bilbao, pese a que se pone de ejemplo de recinto portuario seguro al que acuden compañías marítimas huyendo del problema de los “polizones” de Santander, el pasado mes de octubre se detuvo a una docena de personas dentro de un buque.

Gijón, Bilbao o Vigo, entre otros, llevan tiempo buscando fórmulas para mejorar la seguridad en sus instalaciones, que se priorizan desde el incremento de personal, a cierres de seguridad o videovigilancia, pero renunciando a recurrir al método de las concertinas, según información recabada por EL FARADIO consultada en los distintos puertos del norte del país.

CIERRE PERIMETRAL EN GIJÓN

Según traslada a EL FARADIO la Autoridad Portuaria de Gijón, en Asturias, allí se están implementando las medidas de seguridad para evitar el acceso de intrusos.

La empresa Magal S3 es quien se ocupa del cierre perimetral. Según la web de esta empresa, se trata de una «compañía multinacional líder en soluciones de seguridad para entornos complejos (infraestructuras críticas, emplazamientos militares y gubernamentales, centros penitenciarios, fronteras, etc.)».

Concretamente, en el puerto de Gijón lo que ha empezado ya a instalar es una combinación personalizada de hasta tres modelos distintos de vallado inteligente DTAC para fortificar el perímetro del puerto.

Según informa el propio puerto gijonés, «con este nuevo cerramiento, la Autoridad Portuaria de Gijón será pionera en la aplicación del vallado DTAC DUAL, formado por un panel medioambiental de 150 cm de altura que minimiza el ruido y el polvo generados por el tráfico rodado y, sobre este, un panel anti-salto también de 150 cm que dificulta la intrusión. En total, 3 metros de cerramiento de máxima seguridad con sensor integrado que mejora de forma sostenible el medioambiente portuario». Ni rastro de concertinas o cualquier otro elemento similar.

La primera fase se ha ejecutado durante el año 2021, en los límites de la zona centro del Puerto de El Musel hasta mediada la Avenida de Eduardo Castro y está previsto que durante el año 2022 se termine de ejecutar la totalidad del vallado, incluyendo la zona restante de la propia Avenida de Eduardo Castro y todo el perímetro desde el control de acceso al Puerto por Jove hasta los muelles de La Osa.

MURO ,VIDEOVIGILANCIA Y PERSONAL EN BILBAO

Puerto de Bilbao

Pese a lo que se ha tratado de deslizar en alguna ocasión, tampoco hay concertinas en el Puerto de Bilbao, como confirman a EL FARADIO desde los propios movimientos sociales de ayuda a refugiados y migrantes o desde entornos sindicales que en su día se mostraron muy críticos con la posibilidad de este tipo de medidas o con la construcción del muro de cemento que se levantó dentro  del recinto portuario para frenar los accesos, de igual manera que como en su día lo fue el paso de armas con destino a la Guerra de Yemen.

“En Bilbao no hay concertinas”, indica a EL FARADIO José Luis García, Responsable Maritimo Portuario de UGT de Euskadi, quien explica que las distancias de las instalaciones del Puerto de Bilbao con núcleos poblacionales o zonas lúdicas Portuarias son mayores que las existentes en el Puerto de Santander.

Según detalla, en Bilbao también se producen diariamente intentos de intrusiones, pero se pueden evitar de dos formas:

  1. Solucionando los problemas de origen que esto genera (guerras, pobreza, persecución política, etc…)
  1. Establecer métodos de disuasión que pasan por generación de empleo público y estable en materia de seguridad y vigilancia a través de Policia Portuaria combinada con elementos de videovigilancia que no atenten contra los derechos humanos. «Si, aquellos Partidos Políticos, que tienen capacidad de Gobierno, en vez de dedicarse a pasearse por los pasillos de Parlamentos, presentando Proposiciones No de Ley, de corto recorrido efectivo, se dedicarían a habilitar las ofertas públicas de empleo necesarias, probablemente nos evitaríamos muchos de estos problemas”, señala.

PUESTO FRONTERIZO EN VIGO

Sala de inadmitidos en el Puerto de Vigo

En Vigo se optó el pasado verano por un nuevo método que redujo la dimensión de la tendencia, que además sumaba un problema añadido: además de rutas a Reino Unido tiene rutas a América, en las que en ocasiones se producían por error accesos de polizones (que buscan ir a Reino Unido porque están allí familiares), y las autoridades estadounidenses son bastante duras en lo económico y otras medidas logísticas al detectar estas presencias.

Allí, según refleja la prensa local, se instaló un puesto fronterizo del Cuerpo Nacional de Policía para cruceristas y atención a “polizones”, tras una inversión superior a los 300.000 euros

SIN CONCERTINAS EN OTROS PUERTOS DEL NORTE

Y lo mismo sucede, tal y como se desprende de información portuaria recopilada por EL FARADIO, en el resto de instalaciones de la red de Puertos de Interés General del Estado (misma categoría que el de Santander) en la zona norte, la más cercana en las rutas con el Reino Unido al que se trata de acceder.

Así, no hay concertinas en Vigo, Marín y Ría de Pontevedra, Villagarcia de Arosa, A Coruña, Ferrol (en Galicia), ni en Avilés (Asturias) o Pasajes (País Vasco), que se suman a su ausencia en el los de Gijón o de Bilbao ya mencionados. Sí las hay, fuera de nuestro entorno, en el Puerto de Ceuta y Melilla

CONTESTACIÓN SOCIAL

Las concertinas se han instalado de momento en dos partes del Puerto de Santander, no visibles desde la zona más céntrica. Pero la intención es extenderla al conjunto del perímetro, tal y como se ha contratado ya.

Estas intenciones han generado, además de impacto en medios de comunicación estatales, contestación social:

-El colectivo Pasaje Seguro ha convocado varias concentraciones, ha recabado más de 40.000 firmas en contra, y ha llevado el asunto al Defensor del Pueblo, que de hecho en el pasado se ha pronunciado en varias ocasiones contra este método por «cruel» en la propia frontera sur española –y europea- de Ceuta y Melilla, sometida a una mayor presión de accesos .

El Puerto de Santander, más blindado que las fronteras con más presión migratoria

-Cáritas, organización diocesana de la Iglesia, reclamó el pasado Día de las Migraciones, en línea con la doctrina católica, que el Puerto articulara medidas que combinen la protección de las instalaciones con el respeto a los derechos humanos

-Izquierda Unida, junto a la organización de atención a refugiados en distintos campos en Europa, lo ha trasladado a la Comisión Europea, que también ha indicado en el pasado que las concertinas son un método «ineficaz» para el control de fronteras

«Las concertinas son crueles e ineficaces»

-Juventudes Socialistas de Santander ha alertado sobre que la decisión se adoptó a espaldas del Consejo de Administración del Puerto, y ha solicitado, sin éxito, la modificación del Plan de Seguridad del Puerto de Santander

En el plano político, el PSOE cántabro se ha mostrado crítico con las concertinas, a través de las voces del vicepresidente del Gobierno, Pablo Zuloaga; la delegada de Gobierno, Ainoa Quiñones; la portavoz parlamentaria, Noelia Cobo o el portavoz en Santander, Daniel Fernández.

Y esta misma semana los socialistas anunciaban una iniciativa parlamentaria para pedir la retirada de las concertinas, lo que obligará a pronunciarse al resto de partidos de la Cámara, incluyendo sus socios regionalistas de Gobierno, que son quienes designan, por pacto, al presidente de la Autoridad Portuaria –exconsejero de Industria con el PRC–.

Desde esas filas el presidente Revilla aseguraba que las concertinas no le gustan pero que son necesarias por la falta de dotación policial, y el portavoz parlamentario del PRC, Pedro Hernando, señalaba en la tertulia de EL FARADIO que estos dispositivos se retirarán en cuanto se incrementen los efectivosDesde el PP, la diputada nacional Elena Castillo recordaba el papel del PRC en la gestión del Puerto de Santander.

Mostrar comentarios [0]

Comentar

  • Este espacio es para opinar sobre las noticias y artículos de El Faradio, para comentar, enriquecer y aportar claves para su análisis.
  • No es un espacio para el insulto y la confrontación.
  • El espacio y el tiempo de nuestros lectores son limitados. Respetáis a todos si tratáis de ser concisos y directos.
  • No es el lugar desde donde difundir publicidad ni noticias. Si tienes una historia o rumor que quieras que contrastemos, contacta con el autor de las informaciones por Twitter o envíanos un correo a info@emmedios.com, y nosotros lo verificaremos para poder publicarlo.